Tag: Diácono Frank Segura

¡Abran sus corazones a la vida!

Por el Diácono Frank Segura

Matrimonio y Vida Familiar

Traducción por Anita Marta

        Efectivamente lo debemos hacer. ¡El Papa Francisco ha acogido este llamado con una urgencia en particular! Celebrado desde 1972 (41 años), octubre es el Mes de Respeto por la Vida y el Domingo de Respeto por la Vida, celebrado en todo Estados Unidos, p10aeste año es el primer domingo de octubre, es el 6 de octubre del 2013. Y muy oportuno es el tema de este año “¡Abran sus Corazones a la Vida!” Recientemente escuchamos en las lecturas de nuestra Misa que “esa noche” cuando el pueblo elegido de Dios fue liberado, que fue un éxodo de las ataduras y el pueblo de Dios fue liberado. Sabemos que fue liberado de la muerte, y que se les dio vida. Nuestros antepasados actuaron “con conocimiento de causa acerca de los juramentos en los cuales ellos pusieron su fe, y que les dieron valor,” y actuaron como gente santa de Dios. Su fe actuó. A través de su ofrenda de himnos de alabanzas ancestrales, este sacrificio fue tal que ellos recibieron el valor de “hacerlo efectivo con uno según la divina institución…” la alianza de Dios promete llevar a estos elegidos a su tierra prometida, nuestra patria celestial y su fe en acción les permitió ser liberados de la muerte y conservarse como la nación los eligió para Su propia herencia. Él vino para que pudiéramos tener vida. La Palabra de Dios para nosotros, nos demuestra, y nos enseña que como Sus creyentes, podemos formar y respetar nuestras vidas, tradiciones y entendimiento de lo precioso que es toda forma de vida. Para ser relevantes en estos tiempos, este mundo en constante cambio, la sabiduría de Dios nos prepara para responder de forma apropiada y efectiva a los asuntos concernientes a la vida. Es nuestro deseo de una patria mejor, que sea una patria celestial en la tierra, nos pide actuar y hablar con una sola voz. Hablar a favor de lo precioso de toda forma de vida desde el momento de la concepción hasta la muerte natural, implica un cierto nivel de valor para algunos de nosotros, pero el Espíritu Santo, el Señor, El Dador de Vida nos hace un llamado a no ser tímidos ni silenciosos. Abrir nuestros corazones a la vida significa una fuerte defensa de los no nacidos, y asegurarles su dignidad en este mundo. Abrir nuestros corazones a la vida significa atender las necesidades de nuestros ancianos y confinados a casa, dar vida y no hacer daño a ninguna criatura de Dios. Abrir nuestros corazones a la vida es eliminar todo lo que pudiera causarnos rechazo y a no servir a las personas, en vez de valorarlas, ofrecerles protección, consuelo, paz y esperanza. Hermanos y hermanas, conviértanse en seres que amen y conviértanse en personas que encuentren a Dios en el prójimo, sean lo que la Iglesia de Dios les pide que sean. ¡Abran sus corazones a la vida!

The child has the right to be… brought up within
marriage: it is through the secure and recognized
relationship to his own parents that the
child can discover his own identity and achieve
his own proper human development. The parents
find in their child… the permanent sign of
their conjugal union, the living and indissoluble
concrete expression of their faith paternity and
maternity.
Donum Vitae, no. 1
Life Matters: Explaining the Reality of
Marriage to Family and Friends
Source: USCCB